28/6/05

Me mata la tristeza del Presidente

Preocupa la ligereza del Sr. Presidente de la República de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, para señalar presuntos procedimientos inadecuados del periodismo en la cobertura informativa de los dolorosos hechos de orden público ocurridos en las últimas horas en el Departamento de Putumayo.
En desarrollo de la entrevista en vivo por la red internacional de emisoras de la “W Radio”, de la cadena Caracol, el presidente Uribe Vélez le preguntó al director del programa, Julio Sánchez Cristo, si podía plantear una preocupación sobre un caso periodístico. El diálogo fue el siguiente:

Presidente Álvaro Uribe Vélez: ¿Puedo plantearles a ustedes una preocupación que tengo sobre un caso periodístico?
Julio Sánchez: Adelante señor presidente.
Presidente Álvaro Uribe Vélez: Hombre mire, esta seguridad nuestra se llama democrática por su compromiso con las libertades públicas, por su compromiso con el pluralismo, porque es seguridad para los empresarios y para los trabajadores. Yo repito en público y en privado a la Fuerza Pública, mire, hay que darle seguridad a los más afectos a las tesis de gobierno y a los más críticos de las tesis de gobierno. Nosotros tenemos unos indicadores que medimos todos los días: qué pasa con la seguridad de los alcaldes, qué pasa con la seguridad de los concejales, qué pasa con la seguridad de los periodistas, qué pasa con la seguridad de los maestros, qué pasa con la seguridad de los sindicalistas. La Presidencia de la República le lleva un diario a esos indicadores porque son indicadores esenciales del alcance democrático de nuestra seguridad. Una seguridad que no se preocupa por los maestros, por los sindicalistas, por los alcaldes, por los concejales, por el periodismo, es una seguridad que no es democrática. Tengo una tristeza, hombre, tengo una tristeza porque estos terroristas siguen convocando periodistas a que les cubran acciones, la verdad es que el Estado no tiene instrumentos para eso, éste es un gobierno democrático, el único instrumento que tengo es llamar a una reflexión, llamar a una reflexión; a uno le da tristeza estar en un avión con 22 ataúdes de 22 compatriotas y saber que una de las cámaras de televisión allí llegó con sufi… llegó tres días antes al Putumayo y uno se pregunta, uno se pregunta, una cámara internacional por qué, por qué sigue esta comunicación del terrorismo con el periodismo, yo no tengo instrumentos, Colombia tiene una tradición democrática y esta seguridad democrática nuestra tiene el gran compromiso de avanzar en la seguridad para el bien de la democracia, simplemente quiero manifestarles esa tristeza para que ustedes, los comunicadores, analicen, analicen, a ver cómo se establece una diferencia entre la, el respeto a las libertades y a las garantías del periodismo y la condena de parte de todos al terrorismo, es que una cosa es que el periodismo sea crítico del gobierno, una cosa es que el periodismo haga denuncias frente al gobierno, lo que le preocupa a uno es que el periodismo tenga alguna comunicación con el terrorismo.
Julio Sánchez: Señor presidente y cuál es ese medio de comunicación que pudo tener esa información o llegar tres días antes del ataque?
Presidente Uribe Vélez: Déjemelo ahí Julio, Déjemelo ahí porque tengo que establecer la línea divisoria entre la presentación de este motivo de tristeza y de preocupación y la circunstancia en la cual no puedo incurrir de hacer imputaciones, simplemente como dijera alguno es un motivo de reflexión.”(1)

Horas más tarde, el servicio de prensa de la Presidencia de la República envió por correo electrónico un comunicado, según el cual el presidente Uribe Vélez lamentaba haber hecho esta declaración con base en “información equivocada”. El texto pertinente es el siguiente:

“La alusión que el Presidente de la República hiciera en la mañana de hoy sobre la presencia de periodistas internacionales en el Departamento del Putumayo, fue hecha sobre información equivocada acerca de la fecha en que los reporteros llegaron a la zona.
El Presidente de la República lamenta esa equivocación, al tiempo que reitera la voluntad del Gobierno de proteger y garantizar las libertades públicas.” (2)

Muy bien que el Presidente se rectifique, pero muy mal que haya obrado con ligereza en un asunto tan delicado. Como él mismo dijo en la entrevista radial, por ser quien es y por el impacto que tienen sus palabras, no podía incurrir en hacer imputaciones, menos si no había comprobado la veracidad de los hechos a los que se estaba refiriendo. Y la imputación en este caso se hizo en forma indirecta al “expresar su tristeza” por la muerte de los soldados –tristeza que seguramente muchos compartimos como colombianos, al ver que nos seguimos matando unos a otros en forma irracional– y al dar a entender que los periodistas conocían con anticipación lo que iba a suceder.
¿Será suficiente la rectificación presidencial para quitarle ahora esa idea de la cabeza a quienes amenazan a los periodistas por presunciones como esa?
---
Fuentes:
(1) Entrevista al Presidente Álvaro Uribe Vélez emitida por la
W Radio en la mañana del lunes 27 de junio de 2005 y archivada en la página web de la emisora con el título “Uribe: debemos unirnos para quitarnos la pesadilla del terrorismo”.
(2) Comunicado de la Presidencia de la República, enviado por el servicio de prensa SNE, en la tarde del lunes 27 de junio de 2005.

3 comentarios:

S.I.Atrabilioso dijo...

Estamos de acuerdo en que el Presidente es boquiflojo y creo que esa situación afecta a todo el país en general. También coincido con usted en el peligro que representan esas palabras, pues hay fanáticos que pueden tomar esas afirmaciones como órdenes de ejecución. ¿Usted se imagina cómo será manejar el área de comunicaciones en la Casa de Nariño? Uribe, si fuera una cuenta de relaciones públicas o de comunciación corporativa, sería una "cuenta chicharrón": no mide las palabras, es un fosforito y fuera de eso pide rebaja y luego negocia el crédito para pagar.
Me parece importante que se hagan estos llamados de atención y ojalá lleguen a su destinatario, porque el cargo implica responsabilidades en lo que se dice y en lo que se calla.

pabloprensa dijo...

Estimado Atrabilioso:
Con el estilo del Presidente, de querer meter mano en todo, incluso en las minucias, y con su carácter variable que pasa fácilmente de la serenidad yoga a la vehemencia explosiva, no dudo que manejar algunos de sus asuntos debe ser complicado. Aunque hay que reconocerle que también tiene algunas "fortalezas" por las cuales seguramente las agencias y asesores que se encargan de sus campañas lo ven atractivo...
En cuanto a los periodistas, lo que hace el Presidente con la mano, al condenar las amenazas y ataques contra los comunicadores, lo borra con el codo (o mejor, con la boca) al hacer este tipo de declaraciones que, como usted bien dice, pueden ser interpretadas como órdenes por mentes fanáticas. Gracias por su comentario.

El Editor dijo...

Me parece que la muerte de soldados es motivo de tristeza, pero no la presencia de periodistas. La revista Semana ha publicado extensas entrevistas a jefes paramilitares y sobre eso no se dice nada... eso si no le da tristeza. Me parece puro chantaje emocional lo de aprovecharse de una emisora de alta sintonia para enviar un mensaje ambiguo y tras de eso equivocado sobre los periodistas... Sobre todo cuando uno de ellos, Daniel Coronell, acaba de ser amenazado por uno de los amigos de Uribe. Irresponsable. Por el contrario yo considero que los medios de comunicacion deberian abrir sus espacios a los grupos ilegales para propiciar una discusion que hasta el momento solo se ha llevado a punta de bala. Ojo, hay que tener cuidado con las amenazas disimuladas a la libertad de prensa.

 

pabloprensa © 2005 using D'Bluez Theme Designed by Ipiet Supported by Tadpole's Notez Based on FREEmium theme