27/4/05

Ni se compra ni se vende

No hay nada más barato que un periodista vendido. No importa cuánto reciba (millones o limosnas) ni en qué posición se encuentre (dueño, director, editor o reportero), el periodista que vende su conciencia será un producto siempre devaluado. Ver

No hay comentarios.:

 

pabloprensa © 2005 using D'Bluez Theme Designed by Ipiet Supported by Tadpole's Notez Based on FREEmium theme